Programas para moda

El desarrollo de software dirigido a la industria de la moda ha permitido prescindir de engorrosas pruebas de ensayo y error, especialmente en el proceso de diseño de prendas o accesorios. Una vez más vemos cómo la ingeniería se encarga de satisfacer las necesidades de un mercado al ofrecer diversas alternativas para facilitar el proceso comercial, desde la confección del producto hasta la gestión de inventarios.

Estos son algunos de los programas informáticos más útiles para el mundo de la moda:

  • Adobe IllustratorAdobe Illustrator, una poderosa herramienta cuyas capacidades de diseño gráfico son útiles en casi cualquier rubro de naturaleza creativa.
  • Zedonk provee una plataforma para la mejor administración en el proceso de producción, venta y comercialización de prendas, calzados y/o accesorios. Se presenta en la industria como una alternativa más cómoda a las convencionales hojas de cálculo.
  • C-Design, programa especializado para crear y diseñar colecciones completas, presentándolas de forma rápida y eficiente.
  • FashionCAD y Vetigraph son buenas alternativas para el diseño asistido por computadora (CAD), especializadas para su uso en diseño de modas.
  • Como el CAD, también es importante el CAM en esta industria, que es la manufactura asistida por computadora. Programas útiles para este fin puede ser el ya mencionado Zedonk, Aps-Ethos, Apparel Innovator, Apso, BlueCherry y más.
  • El diseño de patrones digitalizados es importante, y para ello existe software como CADTERNS y CorelDRAW, que permiten una diagramación más precisa en comparación con cualquier trabajo manual.

Los programas informáticos modernos no sólo permiten dar rienda suelta a la creatividad en el mundo de la moda, sino que además muchos de ellos son capaces de ayudar con temas más complicados como pueden ser las ventas al mayor, los inventarios, precios, gestión y administración de mercancía.

Además, la automatización de elementos tan importantes como los patrones textiles permite que exista un perfecto estándar en las líneas de ropa, y esto es algo que no sólo beneficia a las grandes compañías transnacionales sino también a las PYMEs y a los emprendimientos.